Lincoln Palomeque ¡Churrísimo!, quiere ser el mejor papá