Kim Kardashian busca reparar su metida de pata en Twitter