El Ascot británico viaja a los hipódromos del mundo