Postres de la abuela: Gelatina de maracuyá con crema de vainilla