Rachel McAdams: la nueva reina de las comedias románticas de Hollywood