“A Pasión de Gavilanes no le pasan los años”, Paola Rey