“El primer beso con Mateo fue delicioso”