La alcachofa y el cidrón, los enemigos de la celulitis