La actriz Sara Corrales fue una de las damnificadas de las polémicas prótesis pip y tuvo que someterse a una cirugía para cambiar las siliconas. Aunque se trató de una intervención muy rápida, debió tomarse unos días de reposo en su apartamento en Bogotá.

Sección principal: 
Home
Salud y Bienestar
Sabor de la Imagen: 
Foto Vertical
Víctima de las pipVíctima de las pip