que incluso la adaptamos en un look andrógino sin dejar un lado la feminidad de la mujer