'Es que estamos en Colombia', la respuesta mediocre / Carolina Cuervo