¡Levanta los brazos con confianza! No más sudor excesivo