Las carteras, el alter ego femenino