"Lo que más temen los extremistas son las chicas y mujeres educadas"