A William le hubiera gustado que Lady Di conociese a su esposa