Lo que a él le desespera de ti/ Opinión por César Borja