Recientes estudios muestran que el chocolate actúa como antidepresivo