Moda y vehículos: ‘match’ sin géneros y con mucha inspiración