Tokio, el look del 2018