Edith Patricia Rodríguez Díaz: Pura disciplina y dedicación