Clásica, 'trendy' o arriesgada... Y la fiebre de los labios croma