Baobab: el árbol milagroso que retiene la belleza