El otro Silvestre Dangond, el papá y el esposo protector