De adentro hacia afuera… por Diego León Giraldo