Inicio / Cultura & Opinión /¡No más violencia contra las mujeres! #NiUnaMenos

¡No más violencia contra las mujeres! #NiUnaMenos

Cultura & Opinión
¡No más violencia contra las mujeres! #NiUnaMenos
Estos días han sido muy dolorosos para todos, las cifras de violencia contra la mujer siguen aumentando y las historias de abuso nos tienen el corazón roto. Por eso invitamos a 11 mujeres, quienes sentaron su voz de protesta contra esta problemática.

Estos días han sido muy dolorosos para todos. La brutal violación masiva de la pequeña indígena embera chamí, de tan solo 12 años, por parte de siete soldados en Risaralda. El fallecimiento de la bebita Salomé, de cuatro añitos, tras haber sido abusada sexualmente por un demente de 27 años que conocía a los padres de la menor. La violación de una niña, menor de edad, de la comunidad nukak makú, cometida por integrantes del Ejército en el Guaviare, y las vergonzosas cifras de violencia contra mujeres y niñas y de asesinatos urgen medidas de prevención que garanticen la vida de todas. ¡Ya no aguantamos más!

Luego de oír los desgarradores relatos, de ver a los implicados caminando tranquilamente para entregarse a la justicia, de escuchar a la hermanita de una de las víctimas narrar su situación y de sentir tanta impotencia, literalmente, nos quedamos sin palabras y sin aliento… Luego de experimentar desesperación, rabia, impotencia y mucho, mucho dolor, es inevitable llorar y pensar que nosotras o nuestras hijas podemos ser víctimas también, por eso esta edición de Revista ALÓ está de luto.Tenemos miedo, un miedo que es profundo, complejo y necesita su espacio. Miedo que día a día aumenta, se esparce y se expande. Miedo de habitar este país donde parece que la inseguridad contra nosotras abarca todo. Los feminicidios no cesan y sentimos pánico de pensar que nuestras niñas saldrán nuevamente a la calle y estarán tan expuestas.

Y es que la violencia de género es una realidad que afecta diariamente a la población colombiana. En lo que llevamos de este año, 99 mujeres han sido asesinadas, y esto solo es la parte más visible de la opresión y la desigualdad social que vive la mujer: los dobles raseros, los techos de cristal, las dificultades 'extras' para llegar a las mismas metas –o siquiera a los mismos caminos– que los hombres. Pero lo que resulta más espeluznante y que invita a una reflexión es: ¿Por qué la sociedad –o, concretamente, nosotros– sigue siendo la misma? ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar para que esto cambie? ¿Qué necesitamos para que, por fin, todas las mujeres sean libres? ¿Qué se les pasa por la cabeza a estos salvajes que brutalmente terminan violando a pequeñitas indefensas? ¿Por qué el Estado no actúa de manera vehemente? Por eso esta edición, protagonizada por la actriz Verónica Orozco, tiene mucho amor femenino de por medio. La protagonista de Verdad oculta, telenovela de estreno por estos días, nos abre su corazón y se sensibiliza con los cientos de víctimas inocentes, mujeres y niñas, que necesitan nuestro cariño, nuestro apoyo y nuestra solidaridad. También invitamos a grandes líderes de opinión a que nos dijeran sus contundentes palabras para sentar una voz de protesta entre todas. Jineth Bedoya, periodista, activista, sobreviviente y directora de la campaña No es Hora de Callar, inicia este especial, en el que también contamos con las palabras de otras mujeres que igualmente admiramos como Taliana Vargas, actriz y filántropa, directora de la fundación Casa en el Árbol; Johanna Moreno, presentadora y líder de la fundación Nada Somos sin Amor; Marcela Mar, actriz, madre y empresaria; Viña Machado, actriz, modelo y madre; Julieth Restrepo, actriz y escritora; Indhira Serrano, actriz, modelo y conferencista; Carolina Guerra, actriz y activista; Antonina Canal, maestra y coach espiritual, y María José Jiménez, escritora adolescente y sobreviviente de anorexia y bulimia. Esperamos llegar a lo más profundo de su alma con este especial que hemos desarrollado con tanto cariño y respeto para todos ustedes.  
 


 

Jineth Bedoya Lima
Periodista, activista, sobreviviente y directora de la campaña No es Hora de Callar.

Salomé, Catalina y Juliana. Las tres deberían estar en sus casas, jugando con sus muñecas, haciendo travesuras, correteando con amigos y hermanos o simplemente rayando con colores las hojas de algún cuaderno de preescolar. Sus voces se apagaron creyendo que los malos solo estaban en los dibujos animados, en las series de televisión o en la escuela, cuando alguno de los niños les escondían la fruta que llevababan en sus loncheras.Ese fue el grado de maldad más alto que alcanzaron a concebir en sus cerebros de tres y cuatro años. Quienes debían protegerlas, terminaron por violentarlas de la forma más inhumana que se pueda. Salomé, Catalina y Juliana son tres de las trece niñas, menores de 12 años, que este año han sido abusadas sexualmente, golpedas y asesinadas en nuestro país. Sus feminicidios son estadísicas, pero sus nombres y sus rostros son la prueba latente de la violencia que sigue enquistada en la sociedad y que se descarga con odio contra niñas y mujeres; una violencia que en medio de más de tres meses de aislamiento por el covid -19 se exarcerbó en Colombia, América Latina y el mundo. 

Julieth Restrepo
Actriz y productora 

Durante 33 años de vida, yo también he caído en la trampa de creer que “calladita me veo más bonita”, que decir lo que pienso podría incomodar a ciertas personas y podría también poner en riesgo mi trabajo. Yo también he guardado silencio para no ser el foco de atención, yo también he sido cómplice de un sistema machista que muchas veces me ha consumido por dentro, pero, hoy, he decidido decir NO MÁS. No más a guardar un silencio que no le hace bien a nadie, que solo nos enferma más como sociedad, porque cuando a mis 15 años y vestida de scout, un hombre de más de 50 años vio que yo estaba sola, se bajó de su carro, se abrió el cierre de su pantalón y me mostró sus genitales en una calle de Medellín, un sábado a eso de las 10 de la mañana, yo también me paralicé, me quedé callada, esperé a que ese hombre entrara a la que imagino era su casa y nunca, repito, NUNCA les dije nada a mis papás. Dieciocho años después, en un video que compartí en mis redes sociales el 13 de marzo de este año, mis papás se enteraron y la pregunta que me hicieron me la sigo haciendo a mí misma mientras escribo esto: “¿Por qué no dije nada?”. 

Antonina Canal
Escritora, bailarina y conferencista 

La mujer es el centro del hogar, es la fuente de la creatividad, la fertilidad y la vida. Su cuerpo es un templo sagrado donde se gesta el milagro de la procreación y donde florece la semilla de la humanidad. Tristeza, dolor y frustración hemos sentido todos los colombianos con las noticias de los últimos días en torno a la violencia contra la mujer y la violación de los derechos humanos, sobre todo tratándose de menores de edad. Por años hemos visto suceder la violencia de género resultado de un patriarcado inconsciente, bárbaro y arcaico. El término “violencia de género” surge a mediados del siglo XX por parte del feminismo para dar visibilidad a la violencia ejercida contra las mujeres como consecuencia del abuso de poder de los hombres, y hoy más que nunca es una terrible realidad. Me pregunto si esos hombres que se atreven a agredir, violar e irrespetar a nuestras mujeres no recuerdan que nacieron de una mujer que fue su madre, quien los amamantó, cuidó y generó su vida en su vientre. Me pregunto ¿qué pasa por la mente de estos hombres? ¿En dónde mapearon su cerebro con semejante impulso y motivación? 

Las columnas completas en nuestra más reciente edición de revista ALÓ...

 

Verónica Orozco
Actriz

Me conmueve profundamente. Me cuestiona, me obliga a hacerme preguntas necesarias: ¿cómo puedo ayudar? ¿Desde qué lugar puedo hacerlo de una manera auténtica y honesta? ¿Cómo darles voz a las víctimas que no son escuchadas? No puede ser que sigamos leyendo noticias todos los días de los maltratos y abusos a las mujeres en el campo, en la guerra, en la calle y hasta en sus propias casas, y sigamos la vida como si nada. El tema genera tanta tristeza que muchas veces queremos evitarlo, pero voltear la cabeza nos sigue haciendo cómplices de un grito silenciado por la indolencia. Como muchas, crecí rodeada de miedo y violencia, sí. He buscado mi propio discurso y mi voz frente a situaciones que nuestras madres y familiares cercanos normalizaron. Y como lo viví, entiendo que darle nombre y ponerlo sobre la mesa trae dudas y miedos, hasta culpas. Ahora sé que el silencio y la negación no son una opción. Lo atroz, aparte del horror del abuso, es la impunidad. Falta fuerza y determinación para cuidar y dignificar a una mujer que en medio del miedo se atreve a hacer una denuncia. Por eso entre nosotras no podemos ser indiferentes, debemos escuchar y apoyar la voz de las víctimas. Falta mucho para ser verdaderamente escuchadas por la justicia.

Taliana Vargas 
Actriz, modelo y creadora de la Fundación Casa en el Árbol
“Y cualquiera que haga tropezar a uno de estos pequeñitos que creen en mí, mejor le sería que se le colgara al cuello una piedra de molino de asno, y que se ahogara en lo profundo del mar”, Mateo 18. Esta palabra de justicia divina taladra mi existencia y creo en ella. Hoy, cada colombiana es Salomé. Somos cada niña indígena (parece que son muchas las víctimas) o cada niña o niño con el mismo sufrimiento. Ellas son parte de nuestro corazón; su sangre, su dolor, su miedo y su humillación son nuestros. Yo quisiera a las que han sobrevivido abrazarlas y que les llegara el amor que todas sentimos por ellas. Enjugar sus lágrimas. Y decirles que van a tener apoyo, que van a salir adelante, que se va a hacer justicia y que no va a volver a pasar. ¿Cómo consolamos o prometemos o inspiramos si no hacemos nada? El dolor me abruma, pero también me da fuerza para hacer la parte que me corresponda como ser humano para la transformación de nuestra sociedad. 

María José Jiménez
Estudiante de grado 11 del Saint George's School y escritora del libro 'Perfectamente imperfecta' 

Empecé a escribir mi primer libro en el 2018, luego de sentirme entre la vida y la muerte y de superar la anorexia y la bulimia. Perfectamente imperfecta, que será publicado por Penguin Random House, es mi experiencia contada en primera persona. Revista ALÓ me invita a dar mi visión como adolescente de la problemática de la violencia, y la verdad es que tengo el alma rota luego de conocer tantas historias en los últimos días. 
Pensar que a mis cuatro años podría ser raptada por un hombre mayor, quien en un acto desenfrenado de locura robaría mi niñez y luego permitiría que un deseo carnal se llevara consigo los años que me quedaban por delante de vida, me es desgarrador, pero sobre todo escalofriante, y no es más que la punta del iceberg de un flagelo latente en el que millones de pequeñas, que no han llegado aún ni a su primera década de vida, padecen abusos y maltratos por gente sin corazón, vacíos de alma… 

Las columnas completas en nuestra más reciente edición de revista ALÓ...
 

Carolina Guerra 
Actriz

La semana pasada, decidí desconectarme por completo y entrar en absoluto silencio por 5 días. En parte, desde la necesidad de digerir el mundo en que vivimos hoy y también de aprender a dominar mis impulsos por una realidad nefasta. Confieso. Quise entonces pasar un tiempo a solas con mi corazón moreteado. Me fui o, más bien, vine para luego volver y enterarme de noticias peores a las de hace 5 días. Una niña de 4 años murió tras ser brutalmente golpeada y abusada sexualmente por un hombre mayor de edad y en todos sus sentidos. Cada día de cuarentena hay 22 niñas y 4 niños víctimas de abuso sexual. 26 menores todos los días. Ustedes hagan las cuentas. Estos son casos que han sido denunciados formalmente, no quiero imaginarme cuántos más serán en realidad. El 98 por ciento de los casos de violencia sexual contra menores en Colombia están en la impunidad, según el ICBF. Dejaré las cifras a un lado, pues para eso no me necesitan a mí, y además siento que nos acostumbramos a ver los números sin entender que detrás hay una cara, una madre o una hija, un hermanito de alguien, una vida. 

Michaela Coel 


Actriz y productora
Lo primero que recuerdo cuando pensaba "esto es algo que quiero escribir", es que estaba en la sala de investigaciones declarando como testigo de lo que me había pasado. Una de mis amigas más cercanas estaba jugando al Pokémon Go en la comisaría mientras esperábamos al detective. Y recuerdo haber pensado: "Esto es muy raro. ¿Qué está pasando? Es tan extraño... Nada que haya visto o vivido antes. No sé cómo llamar a este sentimiento", y luego escribirlo. Desde muy temprano (y lo sé porque estaba grabando conversaciones) instintivamente quería documentarlo para que un día pudiese recordar y tratar de darle algo de sentido, para que no sea solo una mancha aterradora de un delito sin sentido.nicialmente fui a HBO en enero de 2017 y les dije: "quiero hacer un programa sobre esto". ¡No sé cómo logré juntar valor para ir a ese edificio! Esto ocurrió solo un año después de la agresión sexual. Después se desinfló, pero un año después el sentimiento volvió de nuevo. Se lo ofrecí a Netflix, que lo querían, pero yo no iba a poder retener ni siquiera el 2 % de mis derechos como creadora, así que me alejé.  

Indhira Serrano
Actriz, modelo y conferencista

Nuestra vida va más allá de nuestras pequeñas elecciones diarias o de lo que encontramos en nuestras redes sociales, limitado por un algoritmo a lo que queremos ver y oír. Nuestra vida se interconecta con la vida de otros cada segundo, aunque siempre queramos pensar que podemos controlar con nuestras pequeñas decisiones personales lo que nos pasa a nosotros y a nuestros seres queridos.Por eso lo que pasa a otros es algo que rara vez nos toca, y si lo hace, muchas veces tiene que ver con un sentimiento de lástima que nos pone siempre en una posición lejana y aparentemente segura, pero el algoritmo real que es la vida sigue moviéndose y muchas veces encontrará la forma de tocar nuestra puerta. El abuso y asesinato a Salomé, una niña de apenas cuatro años, ocurrido en Garzón, Huila, solo unos pocos días después de que el país en pleno se indignara por la violación de una niña embera por parte de miembros del Ejército nacional, nos hace pensar en qué podemos hacer para que estas conductas disminuyan o cesen. Estoy segura de que si tal monstruosidad toca nuestra puerta no nos conformaremos con un gesto masivo de solidaridad en redes sociales; querremos cambios reales.  

Las columnas completas en nuestra más reciente edición de revista ALÓ...
 

Marcela Mar
Actriz y productora 

La situación de los abusos contra las mujeres ha llegado al punto máximo de ebullición en el país; siento mi corazón roto al ver tantos feminicidios, violaciones y acosos sexuales.Es momento de darle visibilidad a esta problemática que sigue cobrando vidas y la psique de más niñas y mujeres cada día. No solo son víctimas, son sobrevivientes que luchan por erradicar la violencia, las conductas machistas que llevan a algunos hombres a creer que son dueños de los cuerpos y las vidas de las mujeres, a abusar del poder que les otorga un uniforme o título. El problema es estructural, las leyes y el sistema son patriarcales, a las mujeres no nos creen cuando denunciamos, ergo, no queremos denunciar. Dicen las estadísticas que el 90 por ciento de los casos no se resuelven. Parece que la sociedad no entiende qué comportamientos son abusivos. ¿Por qué entre todos normalizamos comportamientos, piropos, burlas, humillaciones en aulas estudiantiles, lugares de trabajo, o la explotación sexual? Culturalmente, nos parece bien que los hombres aludan a nuestra belleza en algunos de estos escenarios; pues eso, señoras y señores, no está bien.  

Viña Machado
Actriz y modelo 

Uno de mis primeros recuerdos no tiene nada que ver con mi infancia, ni con mi Santa Marta, ni con nada cercano a mí. Mi primer recuerdo es la imagen de una niña con la mitad del cuerpo enterrado en algo que parecía fango, agua, lodo, y con los ojos negros. Esa niña tenía a una persona cerca de ella que le hablaba; esa niña estuvo viva tres días mientras se sostenía de un palo y narraba todo lo que le sucedía. Omaira Sánchez, 13 años, murió enfrente y casi en ‘vivo’. ¡Qué ironía! ¡Delante de toda Colombia! Yo tenía 6 años cuando pasó lo de Armero. El 24 de mayo del 2012, una noticia prendió las alarmas de las mujeres en Colombia: A Rosa Elvira Cely la violaron, la empalaron en un parque en Bogotá. Ella alcanzó a llamar al 123 a decir que la estaban violando, la encontraron con vida, falleció a causa de las múltiples lesiones internas días después. A Rosa Elvira y la cara de su agresor las tengo tatuadas en la retina y en mi dolor de mujer. Por ella y los cientos, los miles de mujeres víctimas de feminicidio, muchas ‘nos despertamos´. Ese acto tan atroz me volvió vigilante de cada segundo de mi vida, me alertó, me volvió desconfiada, me sensibilizó frente a algo a lo que hasta ese momento yo había estado ciega: los feminicidios en mi país. 

Johanna Moreno 
Presentadora, docente y creadora de la conferencia 'Nada somos sin amor' 

Para algunos, una frase de cajón o mera cursilería, pero para muchos, la esperanza o el motor que puede transformar nuestra cotidianidad, marcada por la creciente estadística de violencia de género, que en la mayoría de los casos no pasa de eso, de un número más en la estadística. 
Esa creciente estadística indica que cada 36 horas en promedio se comete un feminicidio, el cual tendrá impacto mediático dependiendo de una especie de azar que lo convierta en tendencia, pero que probablemente será olvidado con el escándalo o nuevo hecho de violencia del día venidero, y se consumirá entre la tinta y el papel de leyes bien escritas, pero ausentes a la hora de preservar nuestra existencia. Esta pandemia llamada violencia la hemos ignorado siempre, nunca hemos tenido interés real por combatirla y por encontrar soluciones desde las verdaderas bases de la sociedad. Hemos sido educados desde la razón frívola y desconsiderada y no desde el corazón, en una especie de individualismo egoísta a partir del cual nada que no nos toque (literalmente) se convierte en nuestra causa. Preferimos ser ciegos, sordos y mudos con la posibilidad de sentirnos vulnerados frente a la cruda realidad de abuso en todas sus desafortunadas versiones.

Las columnas completas en nuestra más reciente edición de revista ALÓ...
 

¿Conoce más de este tema? ENVÍANOS TU REPORTE

Para poder comentar debes ser un usuario registrado

ENVÍE SU COMENTARIO

Alo Blogs

IR A BLOGS

Horóscopo

Seleccione su signo

Aries

21 de Mar / 19 de Apr

Amor: Se trata de un ciclo de vaivenes, altibajos y cambios en tus asuntos amorosos, pero si hallas el camino de la flexibilidad a la hora de establecer acuerdos podrás pasar esta temporada sin mayor novedad.

Dinero: Los proyectos que logres... leer más

Tauro

20 de Apr / 21 de May

Amor: Los desacuerdos en el área sentimental y las grandes dificultades para lograr una verdadera comunicación se convierten en el pan de cada día durante esta quincena.

Dinero: Las condiciones están dadas para que puedas... leer más

Géminis

21 de May / 22 de Jun

Amor: Entras en un ciclo decisivo para darte cuenta cuál es la persona que realmente te conviene y cuál definitivamente te genera intranquilidades y dudas sobre la estabilidad futura.

Dinero: Los buenos resultados de tu actividad... leer más

Cáncer

22 de Jun / 23 de Jul

Amor: Tu magia y magnetismo durante esta quincena se evidencian en los hechos, lo que hace entrever que requieres saber fluir ante las circunstancias que la vida te ofrece.

Dinero: Los asuntos laborales requieren un mayor compromiso de tu...
leer más

Leo

23 de Jul / 23 de Aug

Amor: Los acuerdos a los que accedas en el área sentimental tendrán una particular trascendencia que pueden dejar huellas indelebles para el futuro.

Dinero: Podrás encontrar el camino de una mayor seguridad y solidez en el... leer más

Virgo

23 de Aug / 23 de Sep

Amor: Aunque la presión de tu familia es evidente, debes estar muy pendiente para que estas circunstancias no se reflejen negativamente en tu relación de pareja.

Dinero: Entras en una nueva temporada laboral que te abre abanicos de... leer más

Libra

23 de Sep / 23 de Oct

Amor: Sin grandes esfuerzos te es posible encontrar el camino de la concordia con tu pareja, de allí que te sea fácil hallar caminos de aproximación y argumentos fiables que refuercen la relación.

Dinero: Ante...
leer más

Escorpión

23 de Oct / 22 de Nov

Amor: Debes tratar de estar tranquila mientras pasan estos períodos de tormentas y de desacuerdos.

Dinero: Encontrarás un magnífico escenario de desempeño laboral, lo que se convierte en el referente de quien...
leer más

Sagitario

22 de Nov / 21 de Dec

Avanzan por un período coyuntural en el sentido que las circunstancias se acomodan para que puedan levantar la mirada hacia otros horizontes y se den cuenta de que las verdades que traían de antaño están revaluándose y que se hace necesario instaurar un nuevo... leer más

Capricornio

21 de Dec / 21 de Jan

Amor: Valora este periodo para generar una mayor sintonía y reciprocidad con la persona que amas.

Dinero: Así existan circunstancias complejas en tu vida profesional, esta evoluciona hacia los mejores destinos y encuentra...
leer más

Acuario

21 de Jan / 19 de Feb

Amor: Respecto a tu vida sentimental, debes ser consciente de que se trata de una época de ambigüedades que no te dan del todo la tranquilidad para el mañana.

Dinero: Te encuentras en un ciclo apropiado para mejorar tu...
leer más

Piscis

19 de Feb / 21 de Mar

Amor: Se trata de una época de altibajos en el área sentimental, para lo cual debes simplemente saber fluir ante lo que el universo te ofrece.

Dinero: Como el éxito es toda una realidad en tu trabajo, es importante que...
leer más

Ir a Horóscopo