Imagen: 
Discordancia conyugal con la temperatura para dormir:
Discordancia conyugal con la temperatura para dormir:
Sabor de la Imagen Móvil: 
Foto Horizontal
Ver más información: 
Aquí, la solución no es otra que intentar llegar a un acuerdo para que los dos queden felices –poner una manta solo de un lado o que el otro duerma sobre el cubrecama- y optar por una cama más grande, de modo que el que necesita más frío no se sienta afectado.