Que el pan engorda, pero tostado adelgaza, que la fruta después de comer engorda, pero antes no, que el aceite de oliva no aporta calorías y que beber mucha agua engorda. Ninguno de estos mitos en cierto. Los alimentos no engordan o adelgazan, lo que mueve la balanza son las calorías que gastamos.

Sección principal: 
Salud y Bienestar
No creas los mitos de algunos alimentosNo creas los mitos de algunos alimentos