¡Buuu! Tras lograr evadir su condena de cuatro meses de prisión, la pobre Lindsay Lohan no logró escapar de la sentencia que le impuso la jueza Stephanie Sautner de 480 horas de trabajo en un depósito donde se almacenan cadáveres, tras haber violado su libertad condicional.

Sección principal: 
Actualidad y Entretenimiento
Lindsay, muerta de miedoLindsay, muerta de miedo