Uno de los primeros inodoros fue el instalado en 1596 para la reina Isabel de Inglaterra. Lo ideó sir John Harrington, un ahijado de la reina y cortesano de Bath, para reivindicarse con ella, que lo había desterrado de la corte por hacer circular novelas italianas picantes.

Sección principal: 
Sexo y Amor
Historia del inodoroHistoria del inodoro