Inicio / Home /

Go the F**k to sleep

Por: Natalia Carrizosa Sábado 02.07.2011 / 05:14 am
Go the F**k to sleepGo the F**k to sleep

Foto: Ricardo Cortés

The eagles who soar through the sky are at rest
And the creatures who crawl, run, and creep.
I know you’re not thirsty. That’s bullshit.
Stop lying. Lie the fuck down, my darling, and sleep.

Go the F**k to sleep se ha convertido en uno de los mayores bestsellers de la temporada. Es una especie de parodia de libro infantil adorablemente ilustrado, y lleno de rimas para la hora de la cama pero cargadas de groserías y reprimidos deseos de asesinato a esos pequeños tesoros que torturan a sus padres privándolos de sueño. El fenómeno editorial que a las pocas semanas de lanzamiento llegó a la primera posición en Amazon comenzó como un chiste en el Facebook de Adam Mansbach, un escritor y joven padre desesperado por la dificultad para dormir a su pequeña. Escribió en su perfil que publicaría próximamente un libro para niños con ese título intraducible, algo como “Duérmete de una p***a vez”. 
 
La idea le gustó a sus amigos y a varios editores, quienes lo impulsaron a llevar a cabo el proyecto junto al ilustrador Ricardo Cortés, conocido por otro polémico libro para niños sobre la marihuana que traduce “Es solo una planta”. Antes de su impresión, los PDFs filtrados por algunos conocidos de los autores del libro que terminaron en YouTube y la página de orden en Amazon se convirtieron en un fenómeno viral en Internet. En la primera semana de publicación Go the F**k to sleep llegó a la cima de la lista de ventas de Amazon.com. El 14 de junio audible.com  lanzó una versión gratis en audio libro leída por el actor Samuel L. Jackson, quien apareció en el show de David Letterman para promocionar el libro. Su interpretación continuó alimentando el fenómeno viral que a su vez siguió impulsando las ventas. 
 
El libro también ha sido muy criticado y mal comprendido por padres indignados con un material tan ofensivo, al punto que Mansback ha tenido que aclarar varias veces que su libro no es apto para niños, sino una parodia destinada a los padres. 
 
El éxito y el rechazo viene sin duda del hecho de que Go the F**k to sleep refleja un sentimiento muy común -aunque poco presentable- en el mundo de la maternidad. Ese que nos lleva a desear llorar de la ira al no poder enfrentar serena y amorosamente las manipulaciones y las tácticas de guerra psicológica que nuestros angelitos despliegan en algún periodo de la vida para no dormirse (o para no ordenar los juguetes, o para no comerse las verduras,...) Ese sentimiento de querer mandarlos a la mierda. Existen muchos libros donde se explica como dormir a los niños con amor y besos y creando atmósferas de bienestar o siendo fuertes y serenos e interviniendo poco para que ellos aprendan a dormir con autonomía , pero pocos son tan sinceros y logran capturar la realidad tan bien como este. Una realidad absurda de la que vale la pena reírse un poco.
¿Conoce más de este tema? ENVÍANOS TU REPORTE

Para poder comentar debes ser un usuario registrado

ENVÍE SU COMENTARIO