Inicio / Comidas & Bebidas /Diez infaltables gourmet en su nevera

Diez infaltables gourmet en su nevera

Aceite de oliva.

Foto: Thinkstock

Un queso, cualquier queso.

Foto: Thinkstock

Champiñones.

Foto: Thinkstock

Mostaza Dijon o a la “ancienne” .

Foto: Thinkstock

Espárragos.

Foto: Thinkstock

Balsámico.

Foto: Thinkstock

Jengibre congelado .

Foto: Thinkstock

Jamón o tocineta.

Foto: Thinkstock

Queso parmesano .

Aceitunas.

Foto: Thinkstock

 Para ver estos ingredientes en una galería, haz click aquí

  1. Aceite de oliva
    Llamado el “oro líquido” por Homero, e introducido en la cultura occidental por los romanos, lo hay de todos los precios, así que el bolsillo apretado no es excusa. El aceite de oliva es tan indispensable para un cocinero como lo puede ser el agua para un clavadista. No existe vinagreta ni pasta que no lo necesite. Además de ser buenísimo para la digestión (algunas personas con estreñimiento toman una cucharada en ayunas) y para las estrías, tiene antioxidantes y ácidos grasos que disminuyen el colesterol malo y aumentan el bueno. El extravirgen es el más puro y saludable, pues es el extraído sin calor. Fíjate que el grado de acidez no supere los 0.8° y recuerda este dicho: “Del olivo a la prensa y de la prensa a la despensa”. Es perfecto para saltear cualquier cosa en una sartén y también para darle un sabor especial a los vegetales frescos, para hacer aliños de carnes y para dejar alimentos en conserva. Es un ingrediente primordialmente mediterráneo (los olivos son arbustos que crecen en ese clima) y el mayor productor es España, aunque también hay buenos aceites de oliva italianos y griegos.
  2. Un queso, cualquier queso
    Dependiendo de cada paladar, un pedazo de queso siempre nos saca de cualquier apuro. Bien sea para servirlo con una botella de vino o con unas cervezas, o bien sea para rayarlo encima de un huevo frito o de una arepa. Una opción intermedia entre un queso blanco y fresco y uno amarillo y maduro puede ser un queso semi-maduro como el holandés o el queso paipa. Sirven para hacer sánduches, cortarlo en cubitos para picar o rayarlo para que se funda o gratine. Aunque no proviene de Holanda directamente, es un tipo Gouda, que debe su nombre a esa ciudad del país bajo y que se caracteriza por ser redondo, con la superficie convexa y una corteza de cera roja o amarilla. Eso sí, tiene bastante más grasa que un queso campesino, pero le da bastante más sabor a la vida. Si lo sirves en cubos y le pones un poco de paprika queda increíble.
  3. Champiñones
    Crudos o salteados en aceite de oliva, en incluso en conserva, los champiñones nunca pueden faltar en tu nevera. Eso sí, no quieres que a tus champiñones les salgan hongos, así que preferiblemente cómpralos para usarlos en pocos días, pues son un alimento perecedero y delicado. Los cocineros consagrados dicen que no se deben lavar porque absorben el agua, pierden su textura y se negrean. Bien sea para ponérselos a una salsa de una carne, a un pollo, a una ensalada o para comerlos en conserva, y a pesar de que crecen solitarios y existe el dicho de estar como un champiñón cuando uno está solo, los champiñones son el mejor compañero, sin duda.
  4. Mostaza Dijon o a la “ancienne”
    Le debe su nombre a la región francesa de Dijon y tiene un picante y una acidez muy particulares. No en vano la llamaban ardiente frenesí en latín, pues también es una herencia greco-romana. Pitágoras decía que aumentaba la memoria y daba alegría. Lo cierto es que si tienes un frasco de este manjar que proviene de una semilla que ellos mezclaban con “mosto” o vino sin fermentar, puedes salir de muchos apuros culinarios. Un frasco dura eternidades si lo conservas bien. Si prefieres un sabor menos picante, compra un frasco de mostaza a la anciana, o sea con las semillas sin moler). Una pechuga de pollo, un medallón de lomo y hasta las papas fritas se pueden acompañar con mostaza. Varios franceses, entre ellos Maille, Savelette y Bardin, la pusieron de moda en Francia y crearon todas las variedades que hoy existen. En esa época (siglos XII y XIV) se hizo famoso un dicho en francés que traducía: “Dios nos guarde de tres cosas: Del buey salado sin mostaza, del criado que se cuida o regala, y de una mujer que se maquilla”. Hagamos caso omiso del maquillaje, por supuesto, pero tengamos siempre mostaza en nuestras vidas.
  5. Espárragos
    Su nombre viene del persa asparag, que significa “brote”. Tenlos preferiblemente frescos y verdes. En otras latitudes también los hay blancos, pero el amarguito inconfundible de los verdes es tan especial, que con sólo cocinarlos un poco al baño maría, luego ponerlos en agua con hielo para que pare la cocción, y servirlos con un poco de aceite de oliva y balsámico, ya todo se da por añadidura. También puedes cortarlos y ponérselos a una pasta corta con un poco de crema de leche y jamón. Pueden comerse fríos o calientes, pero siempre es mejor darles una cocción o incluso asarlos a la brasa. Existe una olla especial para cocinarlos que permite que el tallo inferior se cocine más que las puntas, al igual que un pelador que le quita la corteza dura y moraduzca al tallo. Son altos en fibra y en vitaminas y parecen ser buenos para evacuar cálculos renales. Por su forma fálica, se cree que tiene efectos afrodisíacos, y muy seguramente los tendrá si aprendes a cocinarlos a punto y te los comes con tu novio.
  6. Balsámico
    Le dicen balsámico porque se usaba para la reuma. Proveniente de la región italiana de Emilia-Romagna, el aceto es un vinagre que se hace con el mosto de varias uvas y que se madura varios años. Aunque creas que solo sirve para hacer vinagretas, los acetos maduros maduros (añejados en barricas por décadas) se utilizan para acompañar carnes y tienen una consistencia espesa. En quince años, 100 litros de balsámico se convierten en 15 con la evaporación, así que ¡calcula la finura! Una botellita de esas puede costar unos buenos cientos de euros, pero también puedes hacerte a una de las normalitas. Eso sí: hay que tener mucho cuidado con la cantidad que se pone en las ensaladas porque su sabor es fuerte. Los de Módena tienen denominación de origen protegida (como la champaña, que solo se llama así si es de Champaña) y tan solo unos cien productores mantienen los estándares de esta tradición culinaria.
  7. Jengibre congelado
    ¿Sabías que la Ginger se la inventaron para que a la gente no le diera mareo en los barcos porque el jengibre tiene las mismas propiedades que la dramamina? Bueno, ahí tienes. Sin embargo lo más extraordinario de este tubérculo es su aroma y su sabor agrio picante. Cualquier pollito se puede “sofisticar” con un poco de miel y jengibre. Puedes rayarlo sobre arroces con verduras y soya, y hasta puedes tomar infusiones de jengibre cuando te moleste la garganta. Te recomendamos que lo conserves congelado porque así no pierde sus propiedades (si lo dejas al aire libre se ablanda y se apicha). Otro truquito muy importante: para pelarlo no necesitas más que una cucharita. ¡Sí, con la punta redonda de una cuchara! La piel del jengibre parece gruesa y dura, pero es delgada y se elimina mucho más fácil así que con un cuchillo.
  8. Jamón o tocineta
    Algo de carnes siempre nos viene bien, aunque no hay que pasarse de “jamoncitas”. El jamón no sirve solo para hacer sánduches. Se lo puedes poner a unos huevos revueltos, a una pasta, a una ensalada o hasta a un simple arroz. Dependiendo del nivel de grasa que estés dispuesta a asumir en tu cuerpo y del gusto que te quieras dar, tienes la opción de comprar un jamón de pavo o de pollo (mucho más saludables), luego uno de cerdo o una tocineta; y ya pasando a otros estándares, un jamoncito curado, un prosciutto o un serrano, nunca están de más. Estos últimos van muy bien con un vino tinto y te sacan de un apuro con alguna visita. Si el bolsillo no te da pa tanto, compra un paquetico de tocineta y añádele trozos mínimos y bien tostados a una salsa napolitana, por ejemplo. Seguro que te llevarás aplausos.
  9. Queso parmesano
    Pocos ingredientes son tan fáciles y tan maravillosos como éste. Como todos los quesos, hay unos parmesanos más finos que otros. Su calidad y su veracidad se pueden medir por el color y la textura (un parmesano es amarillo, seco y duro). No es necesario que tengas en tu nevera un trozo con denominación de origen protegida (o sea traído directamente desde Italia). Una bolsa del que tú escojas sirve para rayar sobre todo y también para gratinar. Si haces una cama de parmesano antes de fritar un huevo, quien desayune contigo nunca va a volver a querer comer otro huevo frito que el tuyo. Puedes ponérselo a las ensaladas, en caso de que estés aburrida de hacer dieta y necesites un poco de sabor, y a un calentado de arroz. Con la pasta, ya sabemos…Bocato di cardinale!
  10. Aceitunas

    Moradas, negras, verdes, con hueso, sin hueso, rellenas de anchoas, de pimientos, de salmón, marinadas en vinagre, en aceite, en finas hierbas, las aceitunas sirven para hacer ensaladas, pastas, servirlas como picada, cortarlas en rodajas y hasta triturarlas para hacer tapenade (una suerte de puré irregular) para untarlas sobre el pan. Hay más de doscientas variedades y los mayores productores son España e Italia. A las pequeñas se les llama manzanilla y a las grandes gordal o morona, que son las que les ponen a los martinis. Siempre que quieras añadirlas a una salsa o a algún plato caliente, ponlas de última para que no amarguen y alteren el sabor de los demás ingredientes.

  • BONUS TRACK: Salsa de pescado: Huele peor que cualquier queso curado francés. Mejor dicho, por nada del mundo te vayas a untar las manos con una sola gota de este fascinante ingrediente gourmet muy típico de la comida oriental, sobre todo de la thai y la vietnamita. Es la sal de todas sus comidas. No te asustes si te contamos que se hace fermentando pescado fresco (generalmente anchoas) con sal marina durante casi un año. De vez en cuando se destapa y se deja orear al sol para que el pescado se descomponga. Entre más natural sea su proceso, más fina es la salsa. Su color es dorado y su sabor fuerte y salado, pero usado en proporciones justas es el toque secreto para platos como los currys y otras preparaciones de alta gama. Se puede usar para darle más sabor a los mariscos salteados en incluso a las carnes.
     
¿Conoce más de este tema? ENVÍANOS TU REPORTE

recursos relacionados


Para poder comentar debes ser un usuario registrado

ENVÍE SU COMENTARIO

Alo Blogs

IR A BLOGS

Horóscopo

Seleccione su signo

Aries

21 de Mar / 19 de Apr

Amor: Se trata de un ciclo de vaivenes, altibajos y cambios en tus asuntos amorosos, pero si hallas el camino de la flexibilidad a la hora de establecer acuerdos podrás pasar esta temporada sin mayor novedad.

Dinero: Los proyectos que logres... leer más

Tauro

20 de Apr / 21 de May

Amor: Los desacuerdos en el área sentimental y las grandes dificultades para lograr una verdadera comunicación se convierten en el pan de cada día durante esta quincena.

Dinero: Las condiciones están dadas para que puedas... leer más

Géminis

21 de May / 22 de Jun

Amor: Entras en un ciclo decisivo para darte cuenta cuál es la persona que realmente te conviene y cuál definitivamente te genera intranquilidades y dudas sobre la estabilidad futura.

Dinero: Los buenos resultados de tu actividad... leer más

Cáncer

22 de Jun / 23 de Jul

Amor: Tu magia y magnetismo durante esta quincena se evidencian en los hechos, lo que hace entrever que requieres saber fluir ante las circunstancias que la vida te ofrece.

Dinero: Los asuntos laborales requieren un mayor compromiso de tu...
leer más

Leo

23 de Jul / 23 de Aug

Amor: Los acuerdos a los que accedas en el área sentimental tendrán una particular trascendencia que pueden dejar huellas indelebles para el futuro.

Dinero: Podrás encontrar el camino de una mayor seguridad y solidez en el... leer más

Virgo

23 de Aug / 23 de Sep

Amor: Aunque la presión de tu familia es evidente, debes estar muy pendiente para que estas circunstancias no se reflejen negativamente en tu relación de pareja.

Dinero: Entras en una nueva temporada laboral que te abre abanicos de... leer más

Libra

23 de Sep / 23 de Oct

Amor: Sin grandes esfuerzos te es posible encontrar el camino de la concordia con tu pareja, de allí que te sea fácil hallar caminos de aproximación y argumentos fiables que refuercen la relación.

Dinero: Ante...
leer más

Escorpión

23 de Oct / 22 de Nov

Amor: Debes tratar de estar tranquila mientras pasan estos períodos de tormentas y de desacuerdos.

Dinero: Encontrarás un magnífico escenario de desempeño laboral, lo que se convierte en el referente de quien...
leer más

Sagitario

22 de Nov / 21 de Dec

Avanzan por un período coyuntural en el sentido que las circunstancias se acomodan para que puedan levantar la mirada hacia otros horizontes y se den cuenta de que las verdades que traían de antaño están revaluándose y que se hace necesario instaurar un nuevo... leer más

Capricornio

21 de Dec / 21 de Jan

Amor: Valora este periodo para generar una mayor sintonía y reciprocidad con la persona que amas.

Dinero: Así existan circunstancias complejas en tu vida profesional, esta evoluciona hacia los mejores destinos y encuentra...
leer más

Acuario

21 de Jan / 19 de Feb

Amor: Respecto a tu vida sentimental, debes ser consciente de que se trata de una época de ambigüedades que no te dan del todo la tranquilidad para el mañana.

Dinero: Te encuentras en un ciclo apropiado para mejorar tu...
leer más

Piscis

19 de Feb / 21 de Mar

Amor: Se trata de una época de altibajos en el área sentimental, para lo cual debes simplemente saber fluir ante lo que el universo te ofrece.

Dinero: Como el éxito es toda una realidad en tu trabajo, es importante que...
leer más

Ir a Horóscopo