Inicio / Salud & Bienestar /Alejandra Azcárate / Alisada de ideas

Alejandra Azcárate / Alisada de ideas

Salud & Bienestar

Alejandra Azcárate / La verdad aunque duela

Alejandra Azcárate
Foto: Andrés Gómez

Como en esta oportunidad el especial de la revista ALÓ es sobre el pelo, intenté investigar, de manera personal y subjetiva, qué tiene de especial para nosotros los humanos el bendito pelo.

Analicé durante media hora el comportamiento de tres mujeres y un hombre. Sin que ellos lo notaran, por supuesto. De manera detallada tomé nota de cada vez que se pasaron la mano por la cabeza, casi de forma inconsciente. Vi cómo durante treinta minutos se miraban al espejo, interactuaban, entraban y salían, sin perder la maña constante de tocarse el pelo.

Una se lo recogió y se lo soltó tres veces. Cuando lo dejaba libre se ponía en la muñeca un delgado caucho negro que, en menos de tres minutos, estiraba para agarrárselo de nuevo en una cola de caballo. El resto del tiempo, esa cola iba para allá y para acá al mismo vaivén de una puerta que conecta el comedor con la cocina.

A la otra, realmente le percibí un tic. No es normal que una mujer se pase los dedos por el flequillo sin control alguno, de forma continua y sin alteración de ritmo. De hecho se quejaba porque, según ella, se lo habían cortado demasiado y se sentía con el look de un burro abandonado en la pradera.
La tercera, para mi gusto fue un horror. Se peinó por largo tiempo y apenas logró el diseño que buscaba, tomó un tarro de laca dorado y a punta de spray no lo entiesó, lo disecó. En cuestión de segundos obtuvo la misma naturalidad de un maniquí.

Y sin duda alguna el más entregado fue el hombre. A pesar de que uno pensaría que por su género el pelo no es considerado un tema tan importante, este personaje lo manipuló, lo acomodó, lo giró y lo moldeó a su antojo. Se miró en el espejo varias veces girando la cabeza, de lado a lado, para percatarse de si su peinado era el correcto desde cualquier ángulo. Con sus manos húmedas lo tomó al nivel de las orejas y lo subió con el fin de darle una onda natural.

¿Todo esto para qué? Para concluir que nuestro pelo no solo refleja nuestras costumbres, nuestros gustos, tendencias y preferencias sino también nuestros miedos, inseguridades, emociones y aprehensiones.

El pelo ejerce tal poder sobre nosotros que logra dominar nuestro estado de ánimo. Si lo tenemos sucio nos acompleja que los demás lo noten y nos genera cierta incomodidad. Si amanece rebelde, nos mortifica a lo largo del día. Si nos peinamos y llueve, quedando con un halo de crispeta, nos perjudica hasta el punto de encerrarnos. Si tenemos poco, nos sentimos pobres. Y si por el contrario, brilla, se mueve y cae con el peso de una fuente, nuestra alegría es desbordante.

Es increíble que un cúmulo de folículos y hebras determine de manera tan extrema nuestra realidad. Estigmatizamos y hasta juzgamos a la gente por la manera como luce su pelo. Si se rapa los lados, es ñero, si se lo pinta de colores, debe ser drogadicto, si usa extensiones, sin duda es prepago, si lo bambolea, es gay y si no tiene, es enfermo.

¡Que superficialidad tan profunda la que manejamos! Detrás de todas esas ampolletas que nos aplicamos, de todos los masajes de aguacate, mayonesa y aceite de oliva que nos ponemos, las alisadas, las encrespadas, las teñidas y las enredadas que nos metemos, se oculta una debilidad que no cabe en los cepillos.

Es tanta la fuerza determinante que maneja sobre los humanos que el simple hecho de pensar en cortárnoslo, nos mortifica. Tanto así, que nos da ira que el peluquero se exceda en la despuntada.

Por eso nos volvemos dependientes. Al igual que con nuestras familias, parejas u oficios, no sabemos desprendernos. Vivimos aferrados a lo terrenal, sin apreciar el valor inmenso de lo intangible. Permitimos que de manera abrupta factores externos coarten nuestros deseos y se establezcan deberes innecesarios.

Por eso, después de mi modesto estudio de comportamiento, considero que es necesario atreverse a cambiar, arriesgarse a modificar los propios esquemas y a restablecer las prioridades. Todo a través de algo tan sencillo como unas tijeras. Para que así podamos entender que lo importante no es adorar el pelo, sino evitar vivir de las mechas.  

Este artículo hace parte de la edición de la Revista Aló del 19 de ABRIL de 2011.

.578
¿Conoce más de este tema? ENVÍANOS TU REPORTE

Para poder comentar debes ser un usuario registrado

ENVÍE SU COMENTARIO

Alo Blogs

IR A BLOGS

Horóscopo

Seleccione su signo

Aries

21 de Mar / 19 de Apr

¡Sorpresa! Sin necesidad de realizar grandes esfuerzos, encontrarás un escenario propicio para tu desempeño profesional. Alerta: Recuerda que en el afán de complacer a tu pareja puedes excederte, por eso actúa con prudencia. Días de éxito profesional... leer más

Tauro

20 de Apr / 21 de May

¡Sorpresa! Pon a un lado tu naturaleza conservadora en el tema económico, toma decisiones de fondo y asume riesgos, todo saldrá bien. Alerta: Si buscas el surgimiento de un afable diálogo con tu amado y evitas los reclamos, podrás superar los conflictos de estos d... leer más

Géminis

21 de May / 22 de Jun

¡Sorpresa! Surgirán nuevas opciones de negocio que debes contemplar en su justa medida, porque serán lo mejor que te pueda suceder. Alerta: No dejes cabos sueltos en el amor, porque más adelante tendrás las consecuencias de lo que hoy hagas. Días de é... leer más

Cáncer

22 de Jun / 23 de Jul

¡Sorpresa! Las decisiones que tomes en el plano financiero pueden marcar para bien tu futuro. Alerta: Si logras interpretar positivamente las actitudes de tu pareja, te darás cuenta de que todo fluye adecuadamente. Atiende tu salud porque son días de cambios climáticos... leer más

Leo

23 de Jul / 23 de Aug

¡Sorpresa! Acógete a un presupuesto muy bien organizado, así podrás sanear tus finanzas y tomar buenas decisiones. Alerta: No permitas que los abismos con tu familia se ahonden porque después no habrá forma de resolverlos. Días de éxito... leer más

Virgo

23 de Aug / 23 de Sep

¡Sorpresa! Surgirán acontecimientos inesperados que pueden ayudarte a reformular tu actividad profesional y a darte cuenta de cuál es tu verdadero camino. Alerta: Las condiciones están dadas para que puedas replantear tus acuerdos en el amor y para olvidar ofensas pasadas... leer más

Libra

23 de Sep / 23 de Oct

¡Sorpresa! Entras en el mejor ciclo del año desde el punto de vista profesional, razón por la cual debes avanzar con determinación porque obtendrás buenos resultados. Alerta: Si buscas la manera de realizar actividades en conjunto con tu pareja, lo más... leer más

Escorpión

23 de Oct / 22 de Nov

¡Sorpresa! Las decisiones que tomes o los acuerdos a los que llegues con su pareja tendrán una particular trascendencia. Alerta: Ante los severos cuestionamientos en tu actividad profesional, debes avanzar con cautela y no tomar decisiones precipitadas. Días de éxito... leer más

Sagitario

22 de Nov / 21 de Dec

¡Sorpresa! Si haces todo lo posible para que haya claridad en tus acuerdos románticos, las cosas se encauzarán favorablemente. Alerta: No olvides la importancia de la actividad física para que tu organismo funcione de la mejor manera. Días de éxito... leer más

Capricornio

21 de Dec / 21 de Jan

¡Sorpresa! Aprovecha estos días para abordar los temas amorosos delicados y para llegar a acuerdos que trasciendan. Alerta: Ten en cuenta que pese a las enormes exigencias propias de estos días en tu trabajo, al final obtendrás muy buenos resultados. Días de... leer más

Acuario

21 de Jan / 19 de Feb

¡Sorpresa! Hay posibilidad de traslados laborales y cambios en esa área que pueden ser beneficiosos para tu futuro. Alerta: En el ámbito del amor haz todo lo posible por pasar la página porque estás en un ciclo en el que puedes lograr una inusual reciprocidad. D... leer más

Piscis

19 de Feb / 21 de Mar

¡Sorpresa! Ante el punto de apoyo que encontrarás en tu trabajo, debes avanzar con rapidez, más aún porque todo fluirá según lo esperado. Alerta: Entras en un periodo de malas interpretaciones en el amor, debes tener cuidado con cada una de tus palabras. D... leer más

Ir a Horóscopo