¡Renuncio!

bloggerautor
Por: Diestra Siniestra Miércoles 09.05.2012 / 06:51 pm

Foto: Vía Internet

Por: Angelique

Sí. Así. Renuncio irrevocablemente. Paso mi carta oficial de renuncia al amorcito de mi vida. ¿Amorcito de la vida?¿No pues que no tenía de eso? En teoría no, o bueno tal vez sí, o bueno digamos que lo que tengo es un amorcito de la vida genérico, alguien que no es príncipe azul porque no destiñe, no es alma gemela porque es muy diferente a mí y no es media naranja porque de ácido no tiene nada.

Sí, ¿Cómo les parece? tengo uno de esos que llena casi todo mi exigente check list mental. ¿Cómo no? Si su genética es ridículamente perfecta.  Su mente es atractiva. Su personalidad es misteriosa y encantadora. Su sonrisa es mágica y cuando tiene barba la cosa empeora porque se vuelve irresistible.  Sus neuronas son llamativas, inteligentes, cultas y a veces cuando se ponen en modo ahorro de energía son sencillas y dulces. Su closet no tiene prenda mala y sus abrazos huelen delicioso. Tiene una energía bonita y una vibra arrolladora. Es tan insoportablemente él, que sabe lo que tiene y camina, habla, baila y sonríe ridículamente sexy y atractivo. Es de esos que mi mamá llama “buen partido” y no se equivoca,  este tipo es mejor partido que un clásico de Barca vs Real Madrid en la final de la Champion´s League les digo. No es perfecto, pero sus defectos son encantadores  y aunque algunos me sacan de casillas él es tan All in que aprendí a ignorarlos.

Yo no sé cómo dejan que este tipo ande por ahí sin un letrero de PRECAUCIÓN, PELIGRO o al menos uno de ¡Cuidado causo adicción! Porque realmente puede ser adictivo. Yo por ejemplo podría  considerarlo como mi exceso perjudicial favorito. ¿Perjudicial?  Pues sí, así. Perjudicial.

Perjudicial porque la vida así lo quiso, porque ella juega con nosotros, porque así como es mágica, es c*brona, caprichosa y baila a su son no al nuestro, sumándole a esto mi maña de llegar en el momento equivocado al tipo correcto y de llegar en el momento correcto al tipo equivocado, el resultado es perjudicial: un amor de la vida genérico. Uno que es tal cual queremos, soñamos y buscamos al verdadero pero que no lo es. Y algo así sucedió con este tipo del que seguramente se enamoraron en el segundo párrafo.  

Podría darme golpes de pecho pero ¡bah! Ni que fuera fea o tonta. No hay nada que hacer, el universo tocó a un ritmo, nosotros bailamos otro y algún día me pisó y dolió.  Universo: ¡Sincronía! ¿Mucho pedir? Parece que sí. Por eso renuncio. Renuncio a identificar sus sonrisas, porque tiene varias. Renuncio a que las guerras sean de almohadas y no de cantaletas, a bailar sin razón alguna en cualquier rincón, a mi rol de hada madrina cumpliendo sus caprichos. Renuncio a mis coqueteos esporádicos, a mi check list con él de protagonista. Renuncio a ser vulnerable a su guapura. Renuncio a llamarlo el amorcito de mi vida, porque no lo fue, no lo es y no lo va a ser aunque sea un excelente accesorio para dama, aunque me combine a la perfección, aunque me luzca y yo le luzca, no lo es. Es genérico. No original. 

Y como los golpes de pecho no son una opción, la verdad es que le agradezco al universo por ponerlo en mi camino, por permitir que fuera un hilo invisible, un modo a prueba de error, un medio y no un fin para aprender a armar mi check list. Le agradezco al Sr. Universo por convertirlo no en el amor de mi vida pero si en un regalo cósmico, uno de esos que hace parte de mi baraja de buenas cosas, por transformarlo en una de esas personas que cuentan, que valen y al lado de las que la vida es una delicia.

Así que, tal vez debía ser así. La vida es cabrona pero no se equivoca, tal vez tenía que ser así, para que estuviera siempre, recogiendo los pedacitos de corazón que rompen otros, haciéndome cosquillas cuando la vida no me sonríe, regañándome cuando me equivoco, riéndose conmigo, de mí, de él, de lo bueno y de lo malo.

¡Renuncio! pero no puedo dejar de agradecerle al tipo este porque aunque no fue el amor de mi vida, fue el mejor medio para aprender, para evolucionar, para crecer. Y aunque renuncio a llamarlo así, nunca dejará de ser el encantador amorcito genérico.

Me encantaría un final de comedia romántica, pero tal vez no lo tengamos. Y tal vez, solo tal vez…deba ser así. O tal vez no. ¿Quién lo sabe?. Así que, Amorcito genérico: ¡que parche eres! -Si él  sabe quién es-. Amor de la vida: ¡deja de perder tu tiempo con el amor de la vida de otro! Estoy lista, de verdad estoy lista para que aparezcas. 

Síguenos en Twitter: @MarJaraba @Catsdechocolart

¿Conoce más de este tema? ENVÍANOS TU REPORTE

Para poder comentar debes ser un usuario registrado

ENVÍE SU COMENTARIO

Hace 866 dia(s).
AveMaria52: Puedes visitar nuestro blog a-diestraysiniestra.blogspot.como y te darás cuenta que escribimos hace 1 año. Nuestro estilo no es copia de nadie. Sin duda alguna los temas de solteria, amor, tusas, tipos y demás es tema de nuestro blog y de muchos otros. Así como hay blogs de cine, moda, tecnología, hay blogs de este estilo... Cuidate!
Hace 877 dia(s).
Definitivamente esta Diestra Siniestra es una copia de Solterica Iberica. Es molesto ver como la esta imitando en todo su estilo. No hay derecho!!! Que falta de originalidad...
Hace 884 dia(s).
Que amor!!!
Hace 893 dia(s).
pero después de leer este blog, te recibieron la renuncia????????''
Hace 893 dia(s).
pero después de leer este blog, te recibieron la renuncia????????''