Nuestros paparazzi lo captaron escaso de pelo y con muchas arrugas, mientras se divertía jugando fútbol americano con su hijo Liam (10), adoptado por su esposa Calista Flockhart. Eso sí…¡Viejito, pero vigoroso! Ford no perdió ni una sola vez el aliento durante toda una mañana de revanchas deportiva.

Sección principal: 
Actualidad y Entretenimiento
Home
Salud y Bienestar
Sabor de la Imagen: 
Foto Vertical
¿Abuelito Ford?¿Abuelito Ford?